Comprensión de la IoT

Comprensión de la IoT y M2M

Cosas, máquinas y personas

Cambiar el byte del mundo por byte

El mundo está vivo con «cosas». Para 2020 se espera que haya más de 20 mil millones de dispositivos conectados. Entonces, ¿qué es la «Internet de los objetos» y la «conectividad M2M», y cuál es nuestro papel dentro de este mercado dinámico?

El Internet de los objetos (IoT) es una red de objetos tangibles (cosas) que se conectan a través de Internet para intercambiar datos, sin ninguna interacción humana. Estas “cosas” disponen de software, sensores, reguladores y conexión de red integrados que permiten la recogida y el intercambio de datos.

Las «cosas» pueden referirse a dispositivos físicos, edificios, vehículos y, de hecho, a cualquier cosa que pueda integrarse con la tecnología de conectividad.

El «hogar conectado», el «coche conectado», «el Internet de Todo», y el «Internet Industrial de las Cosas». Estas frases están empezando a convertirse en términos cotidianos a medida que la tecnología interconectada continúa impactando la forma en que trabajamos y vivimos.

Desde la agricultura hasta la telemática de vehículos, pasando por el alumbrado público y la asistencia sanitaria móvil, las aplicaciones M2M y IO están llegando a un número cada vez mayor de sectores industriales y comerciales. Estamos transformando los modelos operativos de negocio para ser más eficientes, seguros y protegidos.

Eche un vistazo a nuestros casos de estudio

¿IoT o M2M?

Entonces, ¿en qué se diferencia la IoT del término más tradicional Machine to Machine (M2M)? La clave es IP (Protocolo de Internet). M2M se ha centrado principalmente en la conectividad directa punto a punto a través de redes móviles o líneas fijas.

Las comunicaciones de la IoT implican redes IP y suelen emplear plataformas en la nube o software intermedio. En realidad, el M2M se refiere únicamente a la comunicación, no a los procesos y aplicaciones más amplios asociados a la IoT.

Macrodatos

El término «macrodatos» es ahora un término muy utilizado que se refiere a la mera escala de la inteligencia de datos que se genera a partir de los activos conectados, a partir de la cual la programación y el análisis pueden conducir a un mejor rendimiento empresarial.

Nuestro papel en la IoT y M2M

Desde que comenzamos en el año 2000, nuestra industria ha evolucionado dramáticamente. Muchas de las aplicaciones que utilizamos se han vuelto más inteligentes, basadas en IP y conectadas a aplicaciones integradas en las que los datos trabajan de forma más inteligente y más intensa.

A menudo se dice que nosotros proveemos las «tuberías» para el IoT: la conexión fundamental entre el dispositivo y el centro. Pero es más que sólo tuberías.

Ya sea a través de redes móviles, de línea fija, satelitales o de radio de baja intensidad, la conectividad que ofrecemos está adaptada para satisfacer las necesidades de cada aplicación.

Nuestra función de conectividad es crucial para que las aplicaciones funcionen. Trabajando junto a programadores de aplicaciones, integradores de sistemas, fabricantes de equipos originales y empresas, somos los habilitadores de comunicaciones bidireccionales, flexibles y seguras.

Diseño basado en la seguridad

Hoy en día, la seguridad es un problema global al que se enfrentan los dispositivos conectados, desde el pirateo de automóviles hasta la intrusión en redes organizativas y el acceso a datos personales confidenciales.

La clave de nuestra solución es la seguridad de conectividad. Creamos una VPN segura con enlaces a todos los operadores de redes móviles con los que trabajamos. Esto significa que nuestros usuarios pueden integrar una red de nivel empresarial que ofrece un tiempo de actividad del 99,79 % y una comunicación segura puntual entre los activos conectados.

Descubra más acerca de nuestra Red Privada