Dan Caton, Partner Manager – Wireless Logic Group discute sobre el cambio en el mundo del Internet de las Cosas y como los fabricantes crearán ofertas más exclusivas

 

Durante muchos años las ‘Cosas Conectadas’ – tanto industriales, comerciales como consumer han tenido la conexión (normalmente móvil o ‘celular con una SIM card) añadida por el instalador o por el usuario final.

 

 

Desde el sistema de entrada, hasta el parquimetro, hasta la maquina de vending, todos han tenido la conexión SIM añadida más tarde – muy lejos del fabricante de las “Cosas Conectadas”.  

Antes de la época de IoT, esto cambió a través de muchos verticales en el mercado – un ejemplo es el automovilístico, particularmente el de la gestión de flotas, donde los proveedores de las soluciones del seguimiento envuelven el hardware de seguimiento, la conexión móvil y la pataforma de gestión en un solo cargo mensual por activo.

Evolucionando más allá de esto en una solución OEM, el vehículo conectado se esta convirtiendo en norma. Desde una e-call (llamada electrónica) al entretenimiento en el automóvil o a la telemetria del vehículo la cual predice y advierte sobre los requerimientos del mismo,  este vertical adaptado tempranamente esta cambiando la manera en la que la conectividad es adquirida. Los fabricantes o ‘OEMs’ están ahora añadiendo conectividad en la fabricación, en lugar de bajar la cadena de valor.

Sin embargo, la conectividad integrada en escala puede generar un problema.

Globalización – Es una realidad que ningún operador de red móvil (MNO) posee todas las relaciones de redes globales y acuerdos comerciales favorables. Las alianzas regionales se han formado , por lo que cuando a fabricación y el envío de productos globales – fabricantes globales han terminado teniendo que hacer ofertas con diferentes redes móviles. Esto duplicado los costos y lleva mucho tiempo. Para asegurar la conexión en cualquier parte donde el producto llegue se muestra otro desafío. Los fabricantes odian la complejidad y añadiendo cinco SIMs a sus 10 elementos en línea – los códigos de 50 partes resultantes (SKU´s) hacen que el proceso y la distribución sean más complicados. El coste de la SIM equivocada integrada en el equipo equivocado que termina en el país equivocado puede ser muy costoso – teniendo como resultado una sobrefacturación – solo se notifica hasta 30 días despues del evento. Además, las cosas conectadas pueden mover regiones – especialmente en un periodo de 7 años de vida – y muchos hasta 10 años o más. Cuando no sabes la región el activo de segunda mano estará en red, lo que hará que los costos de conexión sean más altos y así como el coste de un ingeniero para cambiar la SIM.

Cobertura – Las redes móviles no son estáticas – los pilares son añadidos o suprimidos, las nuevas estructuras afectan a la señal y múltiples otros factores pueden influir en la conectividad de la SIM del dispositivo. Asi que una buena conexión desde un sitio fijo puede convertirse en una conexión pobre con el tiempo – aunque el dispositivo no se mueva. Conseguir la cobertura adecuada para la localización es primordial aunque puede estar cambiando siempre – sin mencionar la necesidad de la máxima señal para conseguir la mayor velocidad de datos. Esto también crea una demanda de relaciones de múltiples redes que a primera vista podría no ser visible. Todo esto demuestra, que hasta la fecha ninguna SIM encaja con todo.

Comerciales – Los contratos comerciales y tarifas están cambiando. Pero una vez que hayas desplegado un gran despliegue de productos de 10.000 productos conectados utilizando conexiones de una red o multired de un solo proveedor, es poco probable que los cambios de SIM seán comercialmente viables. Evitar as visitas de los ingenieros es una necesidad para todas las soluciones IoT a gran escala, una llamada de 100 libras para el 25% de su propiedad que puede generar una cuantía de £250,000. Es poco probable que el proveedor de conectividad se mueva demasiado lejos de sus negocios o resuelva ‘incidencias fuera de la región’. El fabricante esta normalmente atado a la tarjeta SIM y la Red Móvil, con una pequeña esperanza de revisión del contrato a medida que cambian las condiciones del mercado.

Cambiando el escenario conectado

Que tal una SIM que pueda, en esencia, cambiar sus colores (redes) en el punto de entrega… y luego decidas cambiarla en otro momento?

Introduciendo conectividad e-SIMs/eUICC/Multi-IMSI. Este escenario cambiante es conocido por diferentes nombres debido a la evolución de las tecnologías a pesar de que el panorama es uno de los temas a abordar. Estas tecnologías separan la asignación de red de la SIM y añaden un rango de capas de valor añadido para hacer que la conexión fluya mejor y sea controlada por el dueño –  dotándote de mayor control de tu conectividad.

La SIM no tendrá que ser una tarjeta de plastico tradicional – podrá ser un chip dedicado – o incluso un espacio en la memoria del dispositivo. Las SIMs vía Software están casí aquí.

A primera vista, tener la capacidad de de tener una conexión que no esta vinculada inmediatamente a una solo proveedor de red parece relativamente básico. Aún así, solo este año ha sido autorizado por la GSMA para el negocio M2M/IoT y hace un año para el consumidor M2M/IoT. La tecnología puede ahora verse en el último Samsung smart watch. Pero en el mundo de las fabricación de las cosas conectadas cambian las reglas del juego.

10 elementos en línea con una SIM se mantienen como 10 elementos en línea. Las incidencias en la cobertura se pueden resolver remotamente cambiando la lista de redes disponibles (y el operador subyacente) para la conexión, y fuera de los activos de la región se pueden resolver de manera automática. El artículo destinado a Francia que aparece en Brasil puede actualizar su lista de redes – no hace falta mencionar que se pueden bloquear redes.

En este espacio en el que Wireless Logic esta siendo reconocido como uno de los primeros especialistas en proveer plataformas IoT al mercado, invirtiendo fuertemente en la construcción de nuestro núcleo de red celular propia que habilita a los usuarios la capacidad de cambiar el IMSI o el perfil de dispositivos remotos cuando se activa inicialmente y durante la vida de el objeto conectado. Por ello, le llamamos así: Intelligent Network (Red inteligente) que ya están trabajando con un rango de OEMs para simplificar y permitir la oportunidad de un mayor número de dispositivos conectados ‘out of the box’. Y más alla de la capacidad de cambiar perfiles, la conectividad Intelligent proporcionará datos invaluables para dar a los fabricantes más visibilidad del comportamiento y los hábitos de los consumidores, y adaptar sus ofertas acorde a la vida del producto.

Hace años las baterías no estaban incluidas en los regalos, y a menudo han arruinado Navidades…  Ahora damos por hecho que lo están. Ahora veremos que los productos llegan conectados y listos para usarse. NO más visitas a la tienda de móviles ya que los productos estarán habilitados para comunicar y activarse directamente por el usuario. Estamos deseando cambiar la experiencia de los usuarios y ofrecer más a los fabricantes, estén donde estén alrededor del mundo.

Para más información de las soluciones  Intelligent Network ‘out of the box’ , contactar con Dan Caton en la sede de Reino Unido o llamar al 0330 056 3300.